viernes, 25 de enero de 2008

La increible máquina del dr. Abrams


Es común ver como los sucesos más extraños e improbables son presentados como reales en virtud a la multitud de testimonios a su favor. Revistas y programas de misterio se disputan con sus compañeros del mundo rosa el primer puesto en el podio de los correveidiles del testimonio. “Algo habrá de verdad si tanta gente lo afirma” es un recurso compartido, al igual que las fotos desenfocadas, entre Lecturas y Más Allá. Ambos subproductos de los medios, el rosa y el invisible, se podrían considerar prensa basura aunque, por supuesto, los unos más que los otros: Ana Rosa “mi ordenador escribe novelas sólo” Quintana estaría varios escalones por encima de Iker “cuanto menos, inquietante” Jiménez ya que mientras que Nessie y los hombrecillos verdes no son más que mitos, la existencia de Ana Obregón, según los estudios más recientes, parece comprobada más allá de duda razonable.


La capacidad de la gente para ver lo que quiere ver, para fabular, adornar, mentir, olvidar, recordar selectivamente o simplemente para dejarse engañar, es grande. Y el hecho de que algo venga avalado por el testimonio de miles de personas no significa absolutamente nada. Vender humo es una práctica habitual para los oportunistas que conocen las enormes tragaderas que puede llegar a tener una persona; desde un tónico milagroso hasta una cuchara doblada, pasando por libros sobre el Secreto de los Templarios Masones de Sevastopol, las formas de sacar dinero en el negocio de la credulidad son innumerables. Pero si el timador se disfraza de científico el éxito está prácticamente garantizado. Y esto lo sabía muy bien el doctor Albert Abrams.


En los primeros años del siglo veinte miles de personas se beneficiaban de los métodos de terapia y diagnóstico mediante vibraciones electrónicas del doctor Albert Abrams. Había casi cuatro mil franquicias que contaban con las máquinas del reputado doctor, una para diagnóstico y otra para el tratamiento, y varios médicos de renombre avalaban la terapia. Incluso un artículo en la prestigiosa revista médica Lancet elogiaba su revolucionaria contribución a la medicina.


Por no hablar de los testimonios... Cientos, miles de personas acudían a las franquicias de Abrams a beneficiarse de este nuevo método. Ser tratado mediante el ERA, Electronics Reactions of Abrams, como fue llamado el artilugio, estaba de moda entre todas las clases sociales. Las máquinas de Abrams lo curaban todo. No importaba lo peligroso de la enfermedad que uno padeciera, el buen doctor tenía el remedio. O, si no, alguna de sus sucursales valía bien. Artículos en prensa especializada y en periódicos, miles de testigos, importantes médicos implicados... Algo habrá de verdad si tanta gente lo afirma.




El médico eléctrico

La carrera del joven Albert Abrams era impresionante. Con tan solo diecinueve años acabó la carrera de medicina en la Universidad de Heidelberg y antes de cumplir los treinta era presidente de la Sociedad Médica de California. Era profesor de patología en el colegio médico Cooper y también presidente de la Sociedad Médico Quirúrgica de San Francisco. Al contrario de lo que suele suceder en estos casos, donde los rápidos ascensos profesionales despiertan el rencor de los compañeros, Abrams siempre fue apreciado y admirado.


En 1910, tras haber escrito ya dos libros que pasaron sin pena ni gloria, publicó Terapia espondilar. En él, por primera vez, defendía el uso de descargas eléctricas en la médula espinal como método curativo. En 1915 publicó otro libro sobre el tema que lo catapultó al estrellato, el título era Nuevos conceptos en diagnosis y tratamiento. En se detallaba la revolución que supondría para la medicina la aplicación de las nuevas tecnologías, sobretodo la electricidad. De una forma confusa, Abrams sostenía que cada órgano del cuerpo y cada enfermedad vibraban emitiendo ondas magnéticas. Con el fin de usar esas vibraciones para curar a los pacientes había diseñado y construido su máquina, la ERA.

¿Cuales eran los experimentos que habían llevado a ese portentoso avance tecnológico? ¿En que teorías se apoyaba? Lo cierto es que, al contrario que otros embusteros que hemos visto en este blog, Abrams se había saltado la fase de los experimentos fraudulentos y había pasado directamente a la fase “hacer caja”, sin duda mucho más lucrativa. Al fin y al cabo Abrams no tenía ni la mas mínima idea de electromagnetismo, como dejaba patente en su libro, y el funcionamiento de su artefacto no se apoyaba en ninguna teoría conocida. Ni desconocida. El buen doctor ni siquiera se molestó en buscarle una base científica a su descubrimiento. Si Hanehman, el tipo de la homeopatía, y Abrams se hubieran conocido se habrían entendido a la perfección...


Dos descargas por la mañana y dos más antes de acostarse

Al comienzo la comunidad científica ignoró por completo tanto el libro como el aparatejo de Abrams. Pero eso no importaba, el médico timador decidió darse a conocer él mismo y fundó la Asociación Americana de Investigación Electrónica (AERA). Además, creó una revista “especializada”, Journal of Physico-Clinical Medicine, en la cual publicaba sus propios artículos.


Cuando la gente empezó a alabar sus métodos y su consulta no daba a basto, Abrams comprendió que había que dar el siguiente paso. ¿Por que engañar a unos cientos cuando se puede sacar dinero a miles? A través de la AERA, que no era más que una franquicia disfrazada de asociación, Abrams alquilaba sus máquinas a aquellos que quisieran abrir una sucursal donde curar con el sistema de las vibraciones eléctricas. Cobraba por el alquiler de la máquina y cobraba por las licencias que concedía por dejar usar su método. Abrams también contrató a decenas de comerciales a los que el mismo formaba para que viajaran por EEUU vendiendo sus cachivaches. Al principio, las máquinas solo eran vendidas a médicos. Posteriormente se amplió la concesión de licencias a enfermeros. Al final, Abrams, ya millonario, vendía el aparato a cualquiera que pudiera pagarlo. Es lógico que un timador al ver que no es descubierto haga lo que haga, traspase los límites de lo risible. Sucedió con Benveniste, quien el final ya decía que la homeopatía funcionaba por teléfono. Abrams no le fue a la zaga; al comienzo su máquina necesitaba una muestra de sangre y estar conectada al paciente, luego solo la muestra de sangre y al final Abrams afirmaba que su invento no necesitaba más que una fotografía enviada por correo para curar al paciente. El cómo es posible detectar las vibraciones eléctricas de un órgano mediante una fotografía es algo que parecía no preguntarse nadie. La última innovación comercial de la AERA fue el ERA portátil, que todo el mundo podía tener en su casa a modo de botiquín. No faltaron tampoco los imitadores, la ERA de Abrams fue clonada por multitud de otros fabricantes que ofrecían sus propias estaciones de diagnóstico vibracional.

El aparato patentado por Abrams no era mas que un montón de cables y bombillas que parecía sacado del decorado de una película de Ed Wood. Sus distintas partes tenían delirantes nombres como reflexófono, reóstato energizador, reóstato de nivel vibracional, osciloclaster... Para no perder a los pacientes más místicos, Abrams incluyó un elemento copiado del espiritismo a su tratamiento: debía haber una persona tocando al paciente que servía de catalizador de las energías (donde pone catalizador se puede leer médium)




¿Qué me pasa, doctor?


La forma en que Albert Abrams estafó a miles de personas no tiene ningún misterio, se limitó a imitar los métodos de los curanderos pero vestido con bata blanca. El que la gente creyera que el doctor tenía a la CIENCIA detrás le deba cierta aura de respetabilidad y crédito que se sumaban a su encanto y carisma personal. Era un importante y respetable médico, ¿cómo no iba a ser bueno su novedoso método de curación?


Para empezar tenemos el efecto placebo. Se sabe que la eficacia de un placebo depende de la confianza que el paciente tenga en el tratamiento y del ritual, es decir de la parafernalia y medios desplegados por el terapeuta. No es igual de efectivo que un tipo de pase la mano por encima y te diga “estas curado”, que ver como te ausculta un doctor con bata blanca y una maquina llena de luces y cosas tecnológicas, que afirma estar usando métodos punteros contigo y que viene avalado por miles de curaciones anteriores.


Y luego está el diagnóstico, claro. La máquina de Abrams no solo curaba sino que también diagnosticaba. Prácticamente todos los que acudían a la consulta del médico eléctrico, aunque fuera por un simple dolor de cuello, descubrían, gracias a la ERA, que tenían peligrosísimas enfermedades que necesitaban urgentemente tratamiento. Afortunadamente el tratamiento necesario se podía aplicar con la misma ERA, previo pago de una importante cantidad de dinero.


Y si a Abrams se le colaba algún enfermo grave real no importaba demasiado. Al fin y al cabo, ¿que médico no pierde un pequeño porcentaje de sus pacientes?


El éxito de la terapia de vibraciones electrónicas es difícil de imaginar. Con más de cuatro mil franquicias la fortuna de Abrams era inmensa. A pesar de todo este éxito, parece que Albert Abrams no fue capaz de usar la maravillosa ERA consigo mismo y murió en 1924. Sin que absolutamente nadie le denunciara por estafa.

Las revistas científicas tardaron años en denunciar el fraude, incluso algunas de ellas lo apoyaron al comienzo. No fue hasta 1924 cuando Scientific American publicó un informe destapando el engaño en el que se podía leer: “Las así llamadas Reacciones Electrónicas de Abrams no existen, salvo en la imaginación de quienes las aplican, y no tienen validez alguna. En cuanto al tratamiento con Osciloclaster, que pretende restaurar en el enfermo las condiciones electromagnéticas apropiadas, carece de cualquier valor terapeútico. Toda la técnica electrónica de Abrams, en sus numerosas variantes, no merece el menor interés. En el mejor de los casos, es una ilusión; en el peor, un colosal fraude.” Por su parte, Scientific Monthly calificaba a Abrams el mismo año como “un mentiroso encantador”



EPÍLOGO

¿Queda algo del maravilloso descubrimiento de Abrams hoy en día? Podría pensarse que no, un fraude tan claro hace ochenta años ahora parece un simple chiste. ¿No?

Lo cierto es que es más difícil acabar con la estupidez que con las cucarachas. Las terapias electrónicas siguen gozando de cierto prestigio entre las medicinas alternativas y misteriosas. No es tan famosa como otras tontadas mas de moda como la acupuntura o la homeopatía pero tiene su grupo de fans e incluso siguen vendiendo sus máquinas. Ahora la llaman radiónica y existe multitud de información publicada tanto en papel como digitalmente. Con unos cuantos añadidos psíquicos new age, los radiónicos se publicitan con frases como: “Así, los campos de energía, movimiento y vibración que ocurren en el Cosmos y en la Tierra se reproducen en cada uno de los seres vivos, que a su vez vibrarán en resonancia y armonía con ambos. No obstante, con muchísima frecuencia los seres vivos dejan de vibrar armónicamente con la energía universal y planetaria; pierden su sintonía y, si no la recuperan, surgen las enfermedades y la muerte” escrito por un tal doctor Francisco Javier Merino de la Fuente, de profesión radiónico...


Por si esto fuera poco se venden cursos a distancia con asignaturas como: “Albert Abrams «el padre de la radiónica»: La reacción electrónica. Formas de diagnóstico radiónico. Desarrollo del reflexófono y esquemas. El emanómetro de Boyd y la homeopatía. El oscilador de Taylor Jones: primer aparato terapéutico radiónico. El radioscopio de Colson. Partidarios y detractores de Abrams. El Pathoclast del Dr. Wigelsworth. El Electro Metabograph y el Magnowave.”

Como se puede ver, a la hora de timar, no hay escrúpulos en mezclar radiónica, homeopatía, reflexología y lo que haga falta en el mismo temario, aun cuando lo único que tengan en común es su utilidad para robar el dinero a los incautos... y un gran número de testimonios a su favor.



32 comentarios:

Eugenio Manuel Fernández Aguilar dijo...

Es una pena lo atrofiada que está la mente humana. La evolución es algo indiscutible que prueba esta historia, algunos seres humanos mantienen la mente de un vesugo.

Juan Luis dijo...

Un gran post como siempre.
Solamente comentarte, que la acupuntura, cada vez esta mas aceptada por la medicina occidental, siempre y cuando este acompañada por los tratamientos tradicionales, usándola como complemento, ya que esta demostrado, que si que tiene efecto para contrarrestar el dolor.

http://www.unav.es/cdb/ccdomc04a.html

Ademas esta avalada por la Asociacion de Medicina Americana y la OMS para algunos tratamientos. (Fuente, mi novia que es enfermera :D )

Por cierto, en mi pueblo unos Coreanos montaron una pseudoclinica, en la que meten a la gente en unas maquinas (del estilo de las de rayos UVA) pero que supuestamente curan, con electromagnetismo, ahora no caigo como se llama la maquina.

Ramón dijo...

:)
Gracias por los comentarios.

Juan Luis lo que está demostrado que tiene efectos paliativos del dolor es el clavar agujas, no la acupuntura.

Me explico: los últimos estudios, publicados en Lancet y a los que hace refertencia la OMS, pusieron de relieve algo muy interesante. El efecto reductor del dolor de la acupuntura era el mismo si clavabas las agujas siguiendo cualquiera de los metodos propuestos por la acupuntura (los chi, las energias opcultas y otras mandangas) que si eran clavadas evitando los puntos descritos por los acupuntores.
Las conclusiones que se pueden sacar son muchas pero la principal es que no importa quien o donde se claven las agujas, sino que el paciente crea que esta siendo tratado por acupuntura, aun cuando las agujas sean clavadas al azar.
No se a ti pero a mi me huele a placebo que tira de espaldas.
De todos modos, el de la acupuntura es un tema interesante que probablemente merezca un articulo entero. Es importante recordar que antes de la introduccion de las medicinas occidentales, la esperanza de vida en China, con acupuntura y otras medicinas milenarias, no llegaba a los 40 años. Después, con la creación de Hospitales y la aplicacion de la medicina moderna la esperanza de vida ascendio hasta igualarse a la occidental.

Pipi dijo...

Enhorabuena por el premio. Si es que mi hermanito es el mejor ;P
Estas desperdiciado!
Ya sabes a seguir escribiendo. Un besazo!

Serch dijo...

Hola, me pareces un gran escritor, pero deberias informarte mas sobre esas tecnicas que llamas charlatanerias. La estafa del doctor puede ser cierta pero lo que me parece que al hablar de muchas tecnicas milenarias como homeopatia y acupuntura estas hablando con ligereza.
Si algo no esta no esta demostrado por la ciencia no significa que no sea valido, pues estariamos suponiendo que lo que llamamos ciencia es la unica realidad. Yo diria es nuestra pequenia realidad ahora, pero suceptible de cambio porque no podemos entender aun muchas cosas.
La ciencia se ha equivocado muchas veces, pero le andamos perdonando mucho, los cientificos tambien se han equivocado mucho y muchos descubrimientos actuales despretigian metodos usados muy pocos.
Ya se que lo que digo puede ser muy rebatido, me vas a preguntar que es ciencia para mi. Pero me gustaria que entiendas que si la asociacion americana y cualquier otra, no reconoce algo como terapia valida, pues no significa de que no exista. Quiza en el futuro si lo avale. toma en cuenta que tb hay muchos intereses.
Cuanto se ha equivocado nuestra ciencia medica? cuanto ha matado? y no la hemos metido en el saco de lo que no sirve.
Yo si he probado muchas tecnicas y he comprobado que funcionan y no creo que por efecto placebo, pues la mente es importante para curarse en cualquier tratamiento.
Te recomendaria que pruebes, no hay mejor conocimiento que ese. Yo no quiero defender ni ir contra ti en tu post, pero si me gustaria que antes de negarlo lo pruebes, pues tus post a pesar que son muy interesantes e interesnates se basan en la historia y esta nunca es 100% real, pues es suceptible a prejuicios y percepciones de quien la escribe.
saludos

Ramón dijo...

Muy buenas, search. Ante todo, muchas gracias por leer el blog y, sobretodo, por escribir un comentario.

Primero, creo que te equivocas al hablar de practicas milenarias refiriendote a la homeopatía, ya que esta técnica tiene tan solo un par de siglos (encontraras la historia de la homeopatía en este mismo blog, en el artículo "El hombre que hablaba con el agua".

Segundo, el que una práctica sea milenaria no significa que sea buena sino que más bien es al contrario en la mayoría de ocasiones. Los sacrificios humanos, las lapidaciones, las sangrias con sanguijuelas, el asesinato por herejía o los gobiernos totalitarios son todas prácticas milenarias. Estarás conmigo en que eso no las convierte en aceptables.

Y, por último, yo no afirmo ciegamente que la ciencia sea depositaria de la verdad absoluta. Al contrario, verás como en el artículo me esfuerzo en resaltar que el doctor Abrams estuvo respaldado al comienzo por varías publicaciones de la ciencia oficial.

Creo, sin embargo, en el método científico que tiende a subsanar todos los errores de la ciencia que son muchos. La fusión fría, los experimentos de Benveniste o los rayos-N fueron errores dentro del mundo científico y fue la propia ciencia quien se encargó de subsanarlos. La ciencia se equivoca, sí, pero se esfuerza en corregir sus errores, hacerlo es la principal baza del método científico. Las pseudociencias, al contrario, lo que intentan es tapar sus errores e inconsistencias y cerrar los ojos a la realidad; no aportan prueba alguna de sus afirmaciones y si alguien les muestra sus errores lo tachan de censor de pensamiento cuadriculado.

víctor dijo...

Pues la acupuntura también funcionó con un perro con hernia de disco que no mejoraba con antiinflamatorios, pudo ser por cualquier cosa porque solo te puedo comentar este caso, pero el perro antes de la acupuntura no andaba y me parece que ahí el efecto placebo no va a ser, y mucho menos después de un tratamiento médico que sí es efectivo en la mayoría de los casos.

Ramón dijo...

Víctor, entiendo que a ti te parezca esclarecedor tu caso. Pero precisamente este es un artículo destinado a demostrar como los testimonios no prueban absolutamente nada.

Se me ocurren mil causas a la curación de tu perro (desde un mal diagnóstico previo hasta una remision espontanea) sin tener que acudir a Chis, energías magicas invisibles, etc... Y teniendo causas normales para explicar algo, me parece absurdo acudir a las paranormales. Recuerda la navaja de Occam... No multipliquemos hipótesis sin necesidad.

víctor dijo...

El perro debo aclarar que no era mio, fué uno de tantos que nos ha venido a consulta a la facultad de veterinaria en la que estoy, el diagnóstico fué hecho por resonancia magnética y era una hernia discal protuída, me temo que la remisión espontánea de algo así es algo más que improbabley más después de no haber respondido a los corticoides, como acupuntura ya no estamos usando y se usó poco esta fué la única mejora clínica que conozco que debiera ser atribuida unicamente a la acupuntura y por un solo caso no puedo afirmar ni desmentir nada, pero quizá la acupuntura no haya que meterla tan a la ligera en el saco de la homeopatía y las piedras con forma de pirámide.

Ramón dijo...

Si yo no te discuto el caso que comentas, pero apunto que me parece prudente buscar otras causas. Testimonios en favor de la acupuntura existen miles, por no decir millones, pero descripciones de como funciona apenas se encuentran. Me refiero a descripciones médicas, nada de misteriosas energías que recorren nuestro cuerpo y deben ser equilibradas.

Mi prudencia con la acupuntura se debe a dos razones principalmente: los estudios en los que clavando agujas al azar se consiguen los mismos porcentajes de éxito y el hecho de que la tasa de mortalidad en China, pese a contar con la acupuntura, era igual de baja que la de cualquier otra sociedad. (Antes de la medicina moderna)

Ramón dijo...

Actualizo: he estado buscando información parece que la remisión espontanea de hernias de disco es bastante frecuente (según el Organo oficial de la Sociedad Española de Neurocirugía)

Aquí te pongo el enlace a un estudio sobre el tema:
http://dialnet.unirioja.es/servlet/oaiart?codigo=2280925


No digo que este fuera el caso que tú nos comentas, pero me reafirmo en que habiendo soluciones mundanas y conocidas a un problema es innecesario recurrir a lo extraordinario y desconocido.

víctor dijo...

Pero esta hernia del caso que comentas es una hernia extruída, en esas el núcleo pulposo sale proyectado contra la médula espinal provocando una lesión que puede remitir espontáneamente debido a que la causa agresora cesa y los nervios son capaces de recuperarse si la agresión no ha sido muy severa, sin embargo en una hernia discal protuída es el anillo fibroso del disco intervertebral el que está presionando la médula y en perros sin tratamiento, los síntomas van a peor hasta donde yo sé.
Y respecto a lo de la tasa de mortalidad de china, me parece lógico, si nos tenemos que basar en algo como la acupuntura, aunque fuera analgésica o antiinflamatoria el simple hecho de clavar agujas y que es más que probable que la mayoría de los que las usen no las esterilicen aumentaría el riesgo de infecciones.

Ramón dijo...

Creo que la acupuntura va a merecer un artículo propio en vista de que es el artículo que más debate ha generado.
:)
De momento te expongo mi opinión. En primer lugar vamos a definir acupuntura, no vaya a salir el argumento de que está demostrado que clavar agujas puede causar la reacción de nuestro cuerpo y que éste segregue diversas sustancias analgésicas. Vale, puede existir una respuesta fisiológica a ser atravesado por agujas.

Pero es que eso no es acupuntura, eso es clavar agujas.

Por acupuntura nos estamos refiriendo a una práctica milenaria china que postula que nuestro cuerpo esta recorrido por unos meridianos que ningún fisiologo ha visto jamás. Por esos canales circula el chi, la energia vital. Nadie sabe que tipo de energía es, nadie la medido jamás, tenemos la palabra de un chino del año de Matusalen que nos dice que existe una nueva energía que contradice por completo lo que sabemos de física actualmente.
Ademas, para diagnosticar (sí, tambien diagnostican) se usan pulsaciones. El típico rollo de que todo órgano emite unas determinadas pulsaciones que si varían son síntoma de enfermedad. Por supuesto, esas pulsaciones no han sido detectadas jamas por ningún médico. Sin embargo, el acupuntor, previo pago, las detectará con solo tocarte.
Podría seguir, pero me reservo más casos para el artículo que escribiré sobre el tema.

En resumen, sí, creo que la acupuntura es un fraude igual o mayor que la radiónica (mayor, pues como bien has dicho clavar agujas implica un riesgo y la radionica era inocua)y merece figurar al mismo nivel que está o la piramidología o la acupuntura...

víctor dijo...

Pues esperaré a leerlo antes de seguir haciendo comentarios, de momento solo sé que aquel perro salió andando y que están empezando a darle bombo a la acupuntura en el ámbito universitario: http://cv1.cpd.ua.es/EstudiosXXI/0ESTU0/SU2PPESII1EE2/ST206511/index.html

Ramón dijo...

En breve lo escribiré, dejaré un lapso de un par de artículos.

Respecto al encace que pones... Pufff, pues que quieres que te diga. Las universidades españolas con eso del relativismo cultural en que todo vale y el sumarse a modas new age tardiamente están ofertando cursos realmente preocupantes. En los planes de estudios que me enlazas la acupuntura aparece acompañada de homeopatía, moxibuxión, auriculopuntura, feng shui, aromaterapia, reflexología... Para echarse a llorar.

Tambien te enseñan a diagnosticar por métodos de acupuntura. No hay absolutamente ninguna evidencia de las vibraciones de las que habla la acupuntura, ni de las energias chi, que deben ser menores a las de una neurona pues esas sí las detectamos y el chi no lo ha podido detectar nadie. Sin embargo en esos cursos enseñan a sus alumnos a detectarlo poniendo la mano en el paciente. Eso es ciencia de la buena.

Respecto al perro... Me reitero, los testimonios no tienen ningún valor. Estarás de acuerdo conmigo en que hay médicos que podrán contar casos de pacientes curados mediante las terapias mas rocambolescas e increibles. Presentame un estudio hecho sobre 2.000 perros con hernias tratados con acupuntura, otros 2.000 con la terapia tradicional y otros 2.000 con placebo. Luego comparamos cifras y veremos si la acupuntura funciona o no.
El que el perro saliera andando implica mas bien poco, por no decir nada.

Desgraciadamente, como dije, los ultimos estudios que andan publicandose por todas partes demuestran un porcentaje de remision similar a placebo (agujas clavadas al azar)

víctor dijo...

En esta lista que puseme parece que solo hay acupuntura y moxibustión en los títulos, pero sí que vienen en los programas la parte de diagnóstico; Los más preocupantes parecen los máster de las universidades de Santiago y de Zaragoza por los departamentos que lo imparten que son departamentos serios e importantes normalmente.

Anónimo dijo...

Magnífico blog Ramón! Qué buenas entradas! Duro contra la charlatanería.

Te he descubierto gracias a la batisfera. Saludos desde México.

Anónimo dijo...

Simplemente un apunte, ya me extenderé, hoy tengo poco tiempo. El punto de acupuntura es una entidad eléctrica, es decir es una zona de baja resistencia eléctrica de la piel y eso se puede medir. Es eléctricamente distinto al resto de la piel: es una zona de baja resistencia eléctrica.
La piel esta compuesta por dos capas que derivan de distintas hojas en la etapa embrionaria:
- LA EPIDERMIS (ectodermo)
- LA DERMIS (mesodermo)
De la hoja ectodérmica derivan:
El sistema nervioso central (SNC)
El sistema nervioso periférico (SNP)
Existe una estrecha relación entre la piel y el sistema nervioso en general.

Hugo dijo...

No solo te eicito por el blog. Junto con fogonazos, de lo mejor de la red, sino también por la paciencia.

Juzam Djinn dijo...

Muy buena historia... como todas. Si es que es fácil librar de su dinero a los incautos...

www.juzamdjinn.blogspot.com

Maite Nungaray Matamoros dijo...

Pues sí, un tema que causa controversia por la gran cantidad de personas que necesitan tener fé en un método alterno a la medicina alópata.

Mi hermano cambió de religión y de estudiar medicina veterinaria, se fué a estudiar a Guadalajara, Jalisco (México) en la "Mejor escuela" de Homeopatía su especialidad. En una de sus tantas historias, ha curado un sin fin de perros de males horribles, parálisis y demás....honestamente y con todo respeto, ha tratado de curar mis males, por supuesto que él me detecta tan solo al mirarme y nada, no más no me logró cambiar la opinión sobre su religión y sigo con sobre peso desde hace 10 años.... Uno de sus argumentos es que hay muchos charlatanes que te venden chochitos y y aguas y la explicación que ya diste en tu artículo sobre la homeopatía y sus diluidas, pero la realidad es que lo "buenos" dan una medicina integral que no cura un síntoma, cura una totalidad de síntomas que tu cuerpo tiene...bla , bla, bla.

En fin, puedo seguir y seguir, mi comentario es, creo en las bases y en lo que veo y palpo, creo en que el estilo de vida (alimentación, ejercicio, etc) pueden ayudar a curar a todo ser vivo...si, incluso a los perros (bien alimentados pocas complicaciones en su salud y "milagrosas" recuperaciones).

Felicidades por lograr captar la atención a algunos de nosotros en temas intersantes.

Seguiré al pendiente de tu blog.
Saludos desde México D.F.
MaNuMa

Anónimo dijo...

Hola que bueno esta este blog pues
hasta fotos tienes de los aparatos
tienes tambien los nombres de las partes y donde pedir los kits para
armarlos te lo agradecere mucho
gracias Luis

Boris dijo...

Que pena mi estimado amigo, que coloques algo tan grandioso como la radiónica en estafas de la humanidad. Con todo el respeto te digo IGNORANTE, y no por insulto, sino por que ignoras el conocimiento y la evolución, que pena por ti, se ve que no sabes nada de radiónica, ni radiestesia, peor geobiología, estrés geopático, homotoxicología, frecuencias, vibraciones, líneas hartmann (falta que a el también le digas farsante) patron curry, biomagnetismo etc.
Ojalá algún día investigues que el universo en un constante ir y venir de frecuencias y vibraciones que dan lugar a la vida y a las formas, eso nadie lo puede negar, si no, no existiera vida.
Y más pena me da que desconozcas a grandes investigadores y estudiosos de estas técncias como el Dr. Merino de la fuente en España, Bruce Copen en Inglaterra( te sugiero que entres a la webpage de él)Víctor Rivadeneira en Ecuador, Adrian testa, Marc Aurivé, Juan ribault, etc, etc.
Espero te actualices por el bien del conocimiento.

Anónimo dijo...

Al leer estas historias siempre me pregunto qué hubiera pasado si esta persona hubiera seguido por los caminos de la investigación científica. Porque este hombre debía ser brillantísimo o al menos, así lo indica su curriculum antes de dedicarse a la estafa. ¿Se perdió el mundo un científico revolucionario por la ceguera de la codicia? nunca lo sabremos, desgraciadamente. Este es otro incentivo para luchar contra todas esas patrañas y supercherías.

Bruce dijo...

Hola ramon, yo no se que tipo de autoridad tendras para considerar no validas las medicinas alternativas y complementarias e incluida la radionica, supongo que debes ser medico o alguna especie de investigador que quiere quitar el velo de los ojos al publico en general, pues te digo que te informes un poco almenos antes de criticar el trabajo con terapias alternativas, y te bases en estudios serios donde se compruebe la ineficacia de estas y de la radionica, te recomendaria meta-analisis que prueben que las MTAC no sirven. Pruebalo, no especules. Porque todo tu blog parece " una suposicion, hay mucha info en internet y muchos pueden escribir lo que les da la gana.

Anónimo dijo...

Tonterias, debes probar lo que dices con algunos articulos serios, dime donde se demuestra que la radionica no sirve, cita casos o estudios de investigacion serios. A pesar de lo que dices el publico en general tiene gran avidez por las med. alternativas.
BRUCE

diegoperez dijo...

Hasta hace 5 meses creía que la radionica era una estafa hasta que me curaron en menos de 15 días de hemorroides y luego a mi madre la curaron de una enfermedad que fue introducida al colocarle la vacuna de la influenza. estas vacunas si que son un verdadero peligro. se han preguntado porque un bebe se muere en un hospital cuando le da diarrea y bomito y hay los inyectan, y cuando los cura un curandero o chaman se mejora de inmediato.Hay les dejo esta perlita.

Anónimo dijo...

si charlatanes pero piensen por que fueron perseguidos por las ley
encarcelados donde ahi murieron Ruth Drown Wilhelm Reich y otros mas

Regino Diaz Moreno dijo...

La radiónica es un método tradicional y milenario utilizado para
curar enfermedades y clonar todo tipo de medicamentos ,así mismo
también se utiliza en agricultura para el control de plagas y
estimular el crecimiento y desarrollo de plantas ,todo esto avalado
por multitud de testimonios, incluyendo técnicos de medicina ...todos
nuestros productos están elaborados de forma artesana cuidando hasta
el más mínimo detalle para conservar intactas todas y cada una de sus
características..........

También somos fabricantes de cámaras kirlian
capaces de fotografiar el aura de forma real pudiendo así prevenir
enfermedades incluso con varios años de antelación...esperando
haberle servido de ayuda mi información le remito mi página de
contacto donde encontrara un enlace donde daremos cumplida respuesta
a sus preguntas y le mantendremos informado de nuestras novedades

.............reciba un cordial saludo

Página de contacto: http://www.teneyi.net/regino/ccn/tf 622208692.regino

Anónimo dijo...

mi punto de vista es dudar y poner en duda la ciencia por el hecho de que se diga ciencia se le da una evanjelizacion o alavasion. sin cuestion alguna, semejante a el libro biblico. obesiencia, sin cuestion absoluta. nuestra mente es grande pero nuestras actitudes queramos o no son infantiles. toda frecuencia tiene su funcion. de la misma forma en que la ciencia a ocultado y callado o desaparesido a grandes personajes por sus descubrimientos, para despues crear mitos, si tu crees, tu puedes, si tu puedes, tu creas.

Me eche un pun dijo...

No había visto semejante ejercicio de seudohistoriografía en una escrito. Si bien Abrams pudo equivocarse al explayarse a vender ciertos aparatos, no es menos cierto que Scientific American dedicó ¡10 artículos para rebatirlo! Tamaña carga de trabajo debió suponer otra cosa. En cuanto al comentario de Ramón "y fue la propia ciencia quien se encargó de subsanarlos." ¿Desde cuándo la ciencia se hizo religión para expiar a los demonios y herejes?

Sergio Jiménez Figueroa dijo...

Yo leo "Un barco más grande" por su efecto placebo en mí. (Aunque, siendo honestos, a veces no funciona)