lunes, 17 de noviembre de 2008

Sexismo oral

Sexo, lengua, estudios de género y otras imposturas, 3


En el último ranking del Foro Económico Mundial sobre igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres España ha caído siete puestos. Del décimo lugar hemos pasado al decimoséptimo. Y esta posición es engañosa. Es demasiado optimista. Que España se encuentre entre los veinte países con mayor igualdad sexual se debe principalmente al número de ministras y a la aprobación de leyes de igualdad, pero no a la eficacia de esas leyes. Esa posición no hace justicia a la situación real de las mujeres. Si tenemos en cuenta solo la igualdad salarial, el último escollo a superar para lograr la igualdad total en occidente, nos encontramos con que España ocupa la posición número 124, por detrás de los Emiratos Árabes (puesto 40), Surinam (puesto 101) o Zimbawe (puesto 34)


La causa de este fracaso no es difícil de encontrar. A pesar del esfuerzo derrochado en prohibir anuncios, hacer estudios sobre el machismo en los videojuegos, en la televisión, en la literatura y hasta en los edificios, resulta que en asuntos reales e importantes estamos al nivel del tercer mundo. Creo que fue Richard Feynman quien dijo que ninguna tecnología exitosa podía basarse en las teorías erróneas. En los dos artículos anteriores he hablado sobre la precaria (siendo amables) base intelectual que sustenta los estudios de género. No es de extrañar que la puesta en práctica de esas teorías resulte ser un fracaso absoluto.


Un ejemplo claro de como el feminismo de género se equivoca en la teoría y se equivoca en la práctica lo encontramos en su reivindicación estrella: la erradicación del sexismo en el lenguaje, encarnado en el malvado masculino genérico.


No creo que sea discutible que el habitual masculino genérico que encontramos en las lenguas romances tuvo un origen sexista. La elección del sexo masculino y no el femenino para designar la generalidad debió obedecer a un claro desequilibrio de poder en favor del varón. La pregunta es: ¿sigue el masculino genérico conservando algún tipo de carga sexista? ¿Perjudica en algún modo a la igualdad plena entre hombres y mujeres? Quien así lo crea debería presentar las pruebas que le llevan a estas conclusiones ya que hasta ahora nadie las ha encontrado.


Si no nos nombran no existimos” reza una campaña del Instituto de la Mujer contra el masculino genérico. De lo que se deduce que millones de mujeres deben su existencia a las campañas contra el lenguaje sexista. Habría que recordar a estas falsas feministas que grandísimas escritoras, artistas, científicas o políticas han gozado de una relativamente corpórea existencia a pesar del masculino genérico. Algunas, como en el caso de las escritoras, han existido incluso usando, con gran maestría, el masculino genérico en sus obras.


Si hay algo que ha caracterizado las campañas contra el masculino genérico ha sido que todas han fracasado estrepitosamente. La obsesión con que el uso del masculino es un agravio contra las mujeres ha impedido que las promotoras de estas campañas se dieran cuenta de que, antes que machista, el masculino genérico es cómodo. ¿Quien puede prescindir de un vosotros o un nosotros? Ni la más acérrima defensora de la igualdad en el lenguaje puede asegurar que no usa a diario el masculino genérico sin darse cuenta de ello. Y no está siendo machista ni negando la existencia a las mujeres por ello.


Y cuando todas estas campañas en contra de un supuesto lenguaje sexista fracasan, el feminismo de escaparate le echa las culpas a su malvado enemigo: la RAE. Cuando, no nos engañemos, la RAE ni pincha, ni corta, ni debería hacerlo. No es un símil muy original el que voy a usar pero es el que más se ajusta a la realidad. Las lenguas están vivas. El lenguaje de la gente será el que a la gente le dé por usar en un determinado momento, por más que intenten impedirlo RAEs o Institutos de la Mujer. A lo mejor el castellano acaba evolucionando y convirtiéndose en una lengua completamente neutra, como el marain de las novelas de Ian Banks. Algo así podría suceder, las lenguas cambian, pero lo que está claro es que ni la RAE podría impedir que sucediera tal cosa, ni el Ministerio de Igualdad podría forzar ese cambio.


Personalmente no creo que un cambio así pueda darse a corto plazo. Si algo funciona la gente tiende a seguir usándolo. Sobretodo teniendo en cuenta las horrorosas alternativas. De la @ mejor no hablar. Un texto que usa arrobas y no es un correo electrónico no merece ser leído. El uso de la terminación doble separada por una barra (alumnos\as) solo tiene sentido en formularios y similares. Y la duplicación de términos simplemente es absurda. Nadie usa dos palabras cuando con una puede decir lo mismo. Por supuesto que en ocasiones el uso del masculino genérico puede dar lugar a error, es lógico, pero el lenguaje ofrece suficientes recursos para salvar esas situaciones y la confusión no es habitual. La mayor parte de las veces, simplemente, el masculino genérico funciona bastante bien y lo usamos sin ser conscientes de ello.


Pero supongamos que los Estudios de Género tienen razón. Supongamos que el masculino hace que nuestra representación mental de la realidad esté despoblada de mujeres y que todos los que lo usan acaban pensando como malvados falócratas. Aun en ese caso, el feminismo de género seguiría errando al aportar soluciones. Son los cambios en la sociedad los que hacen cambiar el lenguaje y no al contrario. Es la cultura la que dota de significado a las palabras y no éstas últimas las que moldean la cultura. Pensemos en los eufemismos. Tullido, paralítico, lisiado, inválido, minusválido, discapacitado, persona dependiente... Todos estos términos han ido usándose a lo largo del tiempo, siendo sustituidos “oficialmente” cada vez que adquirían connotaciones negativas. No recuerdo cual es el políticamente correcto esta temporada pero apuesto a que no durará mucho. La gente no puede evitar cargar negativamente una palabra que describe algo que uno nunca querría que le sucediese. Y eso, que no tiene nada en absoluto que ver con la discriminación, no va a cambiar por más veces que se cambie la palabra. No se moldea a la gente cambiando el lenguaje, sobretodo porque la gente, la mayor parte del tiempo, habla como le da la gana.

Visto que el Instituto de la Mujer se basa en teorías dudosas para detectar el sexismo y ofrece soluciones imposibles a problemas inexistentes, cabría preguntarse si no es el momento de que la causa de la mujer recupere un feminismo a la altura de las circunstancias. España está a la cabeza en igualdad educativa, sanitaria y de acceso al mundo laboral. Pero estos logros se consiguieron durante la década de los ochenta y han crecido desde entonces de forma constante. El último desafío importante al que debía enfrentarse el feminismo en España era la igualdad salarial. Y ha fracasado estrepitosamente.


La brecha salarial entre hombres y mujeres que desempeñan el mismo oficio es en España de las mayores del mundo. Esa es la realidad, pero el Instituto de la Mujer ha decidido que es mucho mejor invertir en propaganda que en realidad. Se financian estudios demenciales y se hacen afirmaciones contundentes sin apoyarse en una base científica de ningún tipo. Es un feminismo de salón, lejos de sus orígenes combativos, que se dedica a discutir sobre cosas que no interesan lo más mínimo a nadie y no mueve un dedo para solucionar los problemas reales.


Lo peor de todo es que esa obsesión por buscar sexismo en todas partes está comenzando a parecerse bastante a una caza de brujas. Cuando absolutamente todo (anuncios, palabras, libros, películas, series, ¡edificios!) es examinado con lupa en busca de sexismo que denunciar se acaba inventando discriminación allí donde no la hay y olvidándose de la real. Los estudios financiados por este feminismo no están diseñados para buscar sexismo, están diseñados para encontrarlo. Y si no lo hay, se inventa.


En los comentarios del artículo anterior, Orayo enlazó un estudio sobre el sexismo en los videojuegos. El videojuego Lemmings, donde el jugador ha de evitar que decenas de asexuados y diminutos lemmings se suiciden, es acusado de sexista ya que los oficios que estos desempeñan son masculinos. Los lemmings pueden ser constructores, paracaidistas, carpinteros o ingenieros. ¿Consideran los autores del estudio que esos oficios son masculinos? Eso sí es sexismo, no el videojuego.


No solo se encuentra sexismo allí donde no existe sino que es denunciado allí donde debe haberlo. Los videojuegos de la saga GTA son presentados como si hubieran sido hechos por el mismísimo diablo. Se olvida en este estudio que esos juegos pertenecen al género negro. Un género que se caracteriza por sus personajes al margen de la ley. Un género para adultos poblado de atracadores, asesinos, psicópatas y todo tipo de delincuentes. Y se pone el grito en el cielo por que los personajes son machistas... Es ficción, con personajes de ficción y situaciones de ficción. Cuando el comportamiento machista de personajes de obras ficticias, sean libros, películas o videojuegos, es denunciado hemos perdido el norte por completo.


Por último, una curiosa coincidencia. Este feminismo impostor se asocia, por desgracia, a los movimientos de izquierdas por eso sus defensores probablemente desconozcan que tienen unos aliados inesperados que usan sus mismos argumentos. Comparemos:


El masculino genérico para referirse a las mujeres debe dejar de ser empleado pues daña la realidad social misma de las mujeres”

El término matrimonio para referirse a las familias homosexuales debe dejar de ser empleado pues daña la realidad social misma de la familia”


La estupidez, más que la política, hace extraños compañeros de cama.



48 comentarios:

K. dijo...

Grandioso artículo.

Anónimo dijo...

¿Podrías referenciar algún estudio sobre la desigualdad salarial entre hombres y mujeres para puestos de trabajo iguales? Generalmente los estudios salariales son genéricos.

Ramón dijo...

Lo cito al comienzo, anónimo. Me baso en el ranking anual elaborado por el Foro Económico Mundial. A través del enlace en el artículo puedes acceder al pdf con el informe.

Anónimo dijo...

¿Podrías poner un enlace directo a ese Ranking? No lo encuentro por la web del FEC...

Ramón dijo...

Claro. Aquí lo tienes:
http://www.weforum.org/pdf/gendergap/report2008.pdf

La situación española en el ranking viene desglosada en la página 152.

Mostrenco dijo...

¿Quiere usted combatir el sexismo pero no sabe cómo?, ¿quiere usted combatir el sexismo pero no está dispuesto a dedicar más de 10 minutos al día a dicha tarea?, ¡no se preocupe! Busque sexismo en la tele, en los periódicos, paseando por su ciudad y por supuesto en el lenguaje (no desaproveche su mayor logro intelectual, aprender a hablar). No tema si carece de estudios, de inteligencia o de pulgares prensiles y teme que se rían de usted, lo importante, lo ÚNICO importante, es la intención. Usted lucha por los derechos de las mujeres, y cualquiera que critique su trabajo es un enemigo de las mujeres. ¡Cambie el mundo desde la comodidad de su hogar!

Así empieza un artículo que, juro, tenía en preparación desde antes de leer éste (que por cierto, es excelente).

El libro del sexismo en los videojuegos es simplemente maravilloso. Si lo lees con atención, verás cómo las diferencias entre los cuarenta mil miembros del equipo que lo redactó empiezan a salir a la luz según avanza el libro. Al final se aceleran tanto, que incluso encuentran sexismo ¡en la sección dedicada a videojuegos no sexistas!. Ese libro es un experimento sociológico en toda regla, y además de los que molan (es decir, de los que tienen por conclusión lo gilipollas que son los miembros de un colectivo).

Un saludo.

P.D: tiene cojones que haya tenido que ser Richard Feynman quién aclaró algo tan elemental cómo lo citado.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el enlace al PDF.
A ver, lo he estado mirando y, no soy experto en estadísticas, menos aún en inglés :) , pero creo entender que aquí se cae en el error de siempre:

1- "Wage equality for similar work (survey)": de aquí, entiendo que han hecho una encuesta sobre igualdad de sueldo para trabajo similar y da un resultado de 0.46 de 1.00. Tengo dos dudas: a) ¿ese resultado de 0.46 significa que el 46% piensa que las mujeres cobran menos, o que, como media, piensan que cobran un 46% menos que los hombres? Supongo que es lo primero, pero no estoy seguro. b) Este resultado es de una "survey", o sea, de una encuesta. Pero, ¿cómo es esa encuesta? ¿Preguntan por la opinión de la persona sobre el tema, o preguntan si el encuestado EN CONCRETO piensa que cobra menos que los hombres, o preguntan otra cosa...? ¿Es necesaria una encuesta? ¿Es que no hay datos oficiales sobre ésto, igual que en la mayoría de los demás apartados?

2- "Estimated earned income (PPP US$)" De aquí se desprende que los ingresos anuales medios de las mujeres son 18,335 (US$) y de los hombres son 36,324 (US$). De primeras la gente dice "¡Las mujeres cobran la mitad que los hombres! ¡Qué injusto! ¡Qué machistas!" Pero no. Esa diferencia se explica fácilmente teniendo en cuenta que las mujeres tienen muchos más trabajos a tiempo parcial, que suelen trabajar en categorías inferiores, etc. Es decir, este dato, DE POR SÍ, no concluye que las mujeres cobren menos por un trabajo similar (ni tampoco lo contrario).

Este asunto (el de B), ya se ha tratado muchas veces en MalaPrensa ( http://personales.ya.com/josumezo/malaprensa/ ) blog que quizás conozcas y recomiendo.

Ah, bueno, respecto al resto del artículo, estoy de acuerdo en todo :)

Fernando dijo...

comentario friki:

el marain es un mal ejemplo. Se supone que es un lenguaje artificial diseñado así por las grandes IAs de La Cultura para potenciar al máximo las capacidades de comunicación de las simples personitas, en todos los ámbitos, científico, artístico, etc...

Asi que no creo que el español pueda evolucionar a algo así si no es a la fuerza. De todas formas, excelente artículo. Lo del buenrollismo por un lado o las ganas de victimismo por otro, algún día harán una película donde Hitler es bueno con los judíos, homosexuales, etc, no sea que esos colectivos se sientan insultados...

Vaya. Palabra de verificación: hessen. Es un estado de Alemania. jeje

Anónimo dijo...

Bueno Ram que mayormente tienes razón, y que se debería invertir el dienro y esfuerzo en conseguir cambios reales de la situación de las mujeres en nuestra sociedad, en vez de gastarlo en esto de luchar contra "el lenguaje sexista". Yo te doy la razón, pero... ¡Es que es superior a mí firmar algo como "el trabajador" o "el alumno"! Porque no soy él, si no ella. Y no me parece que sea prioritario este tema, pero siempre corrijo a boli los documentos que firmo. Que, al fin y al cabo, el masculino plural sí engloba los dos sexos, tal y como dice la RAE (http://buscon.rae.es/dpdI/SrvltGUIBusDPD?lema=g%E9nero2)pero el singular no, el singular se refiere a una única persona, a mí. Itzíar González

Alfonso dijo...

Grande, grande. No es sólo una cuestión de desigualdad de salario para el mismo puesto, sino que hay perfiles de empleados que tienen diferente salario, hasta ahí bien, pero luego sorprende ver cómo el perfil que menos cobra sólo lo ocupan mujeres, y el que más, sólo hombres. Visite cualquier fábrica de conservas en Murcia y entenderá lo que le cuento.

Además, el masculino genérico tiene otra influencia: El latín, de donde viene el español, tiene la terminación neutra acabada generalmente en "-um", que es lo mismo que la terminación "-um" del masculino acusativo, de donde viene la terminación "-o" en castellano. Es de cajón que, desapareciendo el neutro, sea el masculino quien lo absorba. Eso no es ser sexista, es que fue así simplemente. En español un armario es masculino y en francés es femenino, y ninguno es más machista que el otro.

DerWittenbergman dijo...

¿Cómo que no se va a poder cambiar la mente cambiando el lenguaje? ¡al Big Brother de Orwell le funcionaba! Por cierto, gracias por poner ese PDF de los videojuegos, que me faltaba una buena dosis de humor.

Orayo dijo...

No me cabe en la cabeza que hoy en dia una mujer, desempeñando el mismo trabajo que un hombre, cobre menos.

Eso mas que sexista es injusto. Como alguien dijo, y pudo ser el autor en su primera o segunda entrada, ser feminista equivale a ser justo.

Si quieren pelea, tienen que buscarla en el salario.

salu2, gran entrada.

Anónimo dijo...

¿Alguien ha leído mi último comentario? El 7º, el que empieza por "Muchas gracias por el enlace al PDF."
Es que estoy de acuerdo en que si las mujeres cobran menos por el mismo trabajo hay que solucionarlo, pero como se ha dicho en este propio artículo, no es cuestión de buscar soluciones a problemas que no existen.

Y yo, simplemente, no tengo ninguna prueba de que esa diferencia de sueldos sea real. No digo que no lo sea, sino que no tengo pruebas de ello.

marcamo dijo...

Lástima que en el análisis de los videojuegos no hayan tomado el ajedrez como juego a analizar.

Eso de que haya un rey (macho) que sea el único cuya muerte supone la derrota del jugador, unos peones despersonalizados que se envían al combate sin que se valore su padecimiento en el campo de batalla. Un obispo (alfil) que deja patente la prevalencia de la iglesia en la sociedad. Una torre que no puede ser otra cosa que una clarísima representación del Falo, erecta, dura y con un movimiento adelante-atrás tan soez...

Sinceramente, espero que se haga algo por el bien de nuestros niños y se retiren todos los tableros de ajedrez de las escuelas, centros públicos, bibliotecas, ludotecas, etc... Y espero que se haga ¡PRONTO!

Y que se regule una ley que impida el establecimiento de asociaciones de jugadores de ajedrez, campeonatos, partidas múltiples...

Y el fin de las relaciones internacionales con aquellos paises que dicen llamarse "civilizados" (¡ja!) y continúan prestando su bandera a Maestros internacionales de este machista juego.

Menos mal que he leido ese pdf y ahora lo veo todo claro...

Delfi dijo...

"La perra y el perro son la y el mejor amiga y amigo de la mujer y del hombre" (Javier Marías).
No tengo yo tan claro que el lenguaje no pueda cambiar la "mente".
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola y holo a todas y todos,

Permitidme, dada la evidente capacidad y voluntad de las presentes y los presentes que os haga una consulta.

Veréis, siempre deseé que mi hijo fuese futbolisto profesional, pero lamentablemente no tiene aptitudes. Aaí que suponía que acabaría siendo electricisto, dentisto o algo de eso. Eso siempre que no se meta a curo, que es muy religioso.

Pero para mi estupor, el otro día se plantó delante de mi y me dijo:

Papá: ¡quiero ser artisto!, y eso para un brigado, militar de la toda la vida como yo es demasiado.

¿Qué puedo hacer?

Gracias y gracios a todas y todos

Anónimo dijo...

Vaya pdf mas interesante. Es una mina!! ¡Resulta que simcity es un juego capitalista, porque el objetivo es que los habitantes de la ciudad sean ricos, tengan unas casas lujosas y no haya violencia ni crimen! Y que los Sims no contempplen la lucha sindical entre las opciones ya es de risa. Me gustaría ver a los autores del informe en la lucha sindical, desde luego.

El único que se salva es Tetris. Seguramente como lo le han podido etiquetar como capitalista o machista, se queda con apelativos como simple y monotono.

Alb dijo...

Cuando el feminismo de genero se combina con el nacionalismo se consiguen alcanzar las mas altas cotas de la estupidez humana.

En León se quejaron de que se refirieran a ellos con el termino castellanoleones, ya que ellos son leoneses. Por eso, se sustituyo por "castellanos y leoneses". Como habrán adivinado, a las feministas de genero consideraron que era sexista.
Así que ahora hay que decir "castellanos, castellanas leoneses y leonesas" o si lo prefieren "castellanos, leoneses, castellanas y leonesas"

Como pueden imaginar realizar un discurso en esta comunidad autonoma resulta bien complicado y farragoso.

Pero no crean que aquí queda la cosa. La unión del pueblo leones(UPL)se le ha ocurrido que "Castilla" vaya delante de "León" resulta un agravio intolerable que les ofende terriblemente. Así que han propuesto,o mejor dicho, exigido, que se vaya alternado el orden. Los años pares se diría "Castilla y León" y los impares "León y Castilla"

¿Como denominamos a los habitantes de esta comunidad? Pues si no me fallan los cálculos(tengo algo olvidada la combinatoria) Tenemos nada menos que 24 posibilidades.
Para que nadie se sienta ofendido habrá que utilizarlas todas rotando.

Por ejemplo en el 2017 toca decir,"leoneses, castellanas castellanos y leonesas"

elpeor dijo...

en general, los españoles no somos solo machistas, ellos y ellas, si no bastantante racistas...

Anónimo dijo...

Si alguien analiza a fondo el Tétris se dará cuenta de que en realidad SÍ es un juego Machista y NO paritario dado que está formado por diversas piezas que proyectan parte de sí mismas al exterior, ¡igual que si de falos se tratase! y sin embargo no figura ninguna pieza claramente femenina...

Por cierto, si a alguien se le ocurre incluir piezas que evoquen de algún modo la feminidad, le pienso demandar por SEXISTA.

Fdo: Feminista por mis cojo...

Ramiro dijo...

típico cartel machista? http://www.elve.net/men/argm06p.jpg

Folken dijo...

A todos los que piden estadísticas sobre la igualdad salarial en España: NO CUESTA TANTO IR AL INE Y BUSCARLO

aquí tienen.

Y si no se fían del enlace

http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t22/p133/a2006/l0/&file=02008.px&type=pcaxis

La diferencia salarial entre administrativos, por poner un ejemplo, ronda los 6000 euros.

Y sí, es una encuesta, aunque si se hiciese con la información fiscal los resultados también estarían muy sesgados (somos uno de los países occidentales con mayor nivel de economía sumergida).

el artículo o la artícula o li articuli (género gramatical creado expresamente para los transexuales y/o transgenéricos en mitad del proceso de cambio, así como para castrati), muy bueno o buena o bueni.

Anónimo dijo...

Falken, muchas gracias por el enlace. Pero sigue teniendo el mismo problema que ya comenté: "Ganancia media anual por trabajador"
Es decir, alguien que haya trabajado sólo 6 meses parece que cobra la mitad que alguien que trabaje el año completo. ¿Tan dificil es sacar datos oficiales sobre el sueldo medio POR DÍA TRABAJADO?

Folken dijo...

Bueno, suponiendo igualdad salarial por hora trabajada, habría que ver también las causas por las cuales la mujer trabaja menos días/horas, siendo que el paro femenino y el masculino andan más o menos parejos.

Anónimo dijo...

Pues vamos a ver... Las mujeres trabajan normalmente menos horas que los hombres porque tienen que hacerse cargo de otro tipo de trabajos, que actualmente los hombres todavía no desempeñan por la situación de machismo en el país: cuidar de los hijos, cuidar de su madre/padre o familiar enfermo, etc. Yo desconozco un estudio al respecto en este momento, pero alguien con más tiempo pudiera referenciarlo.
El lenguaje dignifica, no se trata de que generalizar es machista o no. Es cuestión de dignificar e incluir. No es lo mismo que yo diga que tengo un hijo subnormal a decir que tengo un hijo con necesidades de aprendizaje, verdad? pues partiendo de eso, un lenguaje que dignifique a todas/os, a la sociedad que se impone pero también a las/os diferentes, será un lenguaje mejor. A que le teneis miedo? el lenguaje está en constante cambio, por el contrario va a mejorar probablemente la consideración de las mujeres. Tios, yo no vivo en españa ahora, sino en un país muy machista, y sé de lo que hablo.
Creo que los que opinan aqui no tienen claro, qué implica el machismo, o que implican las conductas masculinas. Se trata de roles preponderantes de género, no de hombres o de mujeres. Tanto hombres como mujeres pueden tener estos roles. El problema es que son los valorados, los preponderantes. La idea es hacer un equilibrio con todos los roles, femeninos o masculinos... los hombres tienen derecho a sentir y a llorar, las mujeres tienen derecho a reivindicarse en el mundo público (espacio tradicional de los hombres). El que no entienda esto no va a entender nunca el feminismo, que ojo, hay de todo, como en todas partes, todo tipo de opiniones y reivindicaciones... Pero creo que no hay que opinar con frivolidad.

Salvador Garcia dijo...

Hola
Excelentes artículos, de hecho reafirman de forma documentada algo que ya creía.
He de hacer un par de observaciones.
El papanatismo SI puede cambiar el habla, a pesar de que si el pueblo se resiste a ello no puede hacerlo.
Y el mejor ejemplo actual de ello (e impulsado por este feminismo de pacotilla) es cambiar sexo por género. Como decía Lázaro Carreter en sus dardos las personas tienen sexo no género, el género es una cualidad atribuida a las palabras o cosas.
Se empezó a usar género por eufemismo (estúpido)y porque sexo es evidentemente sexista, machista y sucio (tendrían que ir a la psicóloga, hay más que psicólogos).
De manera que las feministas al decir que las mujeres son agredidas por causa de violencia de género en realidad estan actuando de forma machista pues cosifican a la mujer negandole su humanidad.
Otra observación es que el feminismo papanatas realmente ha arraigado en la izquierda (sino ver las declaraciones de muchas de sus dirigentes, y de alguno de los dirigentes) un par de ejemplos: uno es la postura monolítica frente a la prostitución que se resquebraja y salta en pedazos cuando grupos de prostitutas no explotadas reivindican su "oficio", que han elegido sin ser obligadas. La otra es la postura sobre el sexo que reivindica una relación igualitaria en las relaciones sexuales que no solo rechina sino que es absolutamente delirante, es contraria a la pornografía y las parafilias y ha tenido como uno de sus logros el impedir la realización de el Festival Internacional de Cine Erótico de Barcelona en L'Hospitalet, que se ha tenido que trasladar manteniendo el nombre a ¡Madrid!. Y eso en contra de profesionales (masculinos pero también femeninos del sector)y de consumidores que eran cada vez en mayor proporción mujeres.
Es decir que se erigen en dictadoras de normas morales que afectan la identidad (realidad personal) de la sexualidad de las mismas mujeres; negandolas y prohibiendolas, en definitiva reprimiendolas y entroncando con ello con la Iglesia y la derecha más rancia.
En eso hay que reconocer que la Iglesia, y la derecha, han sido más coherentes, no se han movido. ¿Donde queda el amor libre?

Ramón dijo...

Fernando:
Comentario friki a una referencia friki. ;P
Tienes razón, el marain no es un ejemplo apropiado pero... No he podido evitar que fuera el primer lenguaje que me viniera a la cabeza al buscar una lengua neutra.

Itzíar:
Es que yo en ese caso pondría sin dudarlo la doble terminación. Como digo en el artículo, me parece apropiado en formularios y cosas así. Lo malo de este debate es que se ha politizado tanto que se ha llevado todo al extremo. Defender el uso del masculino genérico no implica usarlo siempre. Si no es apropiado o da lugar a confusión, pues no se usa. Es un recurso para economizar el lenguaje no una obligación.

Por ejemplo, cojamos una novela o un artículo. Imaginemos que habla sobre un jurado. Lo más normal es que el autor al principio use algo parecido a esto: “El jurado, compuesto por seis hombres y seis mujeres, se reunió a deliberar” A partir de ahí, cuando ya se ha dejado claro de que se está hablando, se puede usar tranquilamente la expresión “miembros del jurado” y el lector sabrá inmediatamente que se hace referencia a hombres y mujeres. El autor se ahorrará un considerable número de palabras y la lectura será más rápida. Usar el mascu.lino genérico no significa usarlo cuando crea confusión sino cuando es apropiado.

Existe un estudio relacionado del que quería hablar en el artículo pero que no conseguí encontrar. El autor afirma haber probado la discriminación sexual que conlleva el uso del masculino genérico. A un grupo de alumnos (creo que tenían unos diez años de edad) les dio un folio con el siguiente ejercicio: “Dibuja a un compañero de clase” La mayoría de chiquillos dibujaron a un compañero de sexo masculino.
Para mi este estudio lo único que prueba es que el autor es un tramposo. Ha usado el masculino genérico de la forma más confusa posible (y en singular) para que las conclusiones del estudio apoyen sus ideas. El uso del masculino genérico es correcto cuando no causa confusión, usarlo para confundir a propósito es de ser, mas que machista, cerril.

Mostrenco:

Espero que escribas ese artículo porque el principio promete mucho. Estoy deseando leerlo.





Respecto al tema de la encuesta sobre diferencia salarial, la validez de la misma, etc... Es un poco complicado. Existe un fenómeno que podría explicar parte de esta diferencia salarial y es el abandono, mayor en mujeres que en hombres, del mundo laboral a una edad temprana (en torno a los 45 años) Me parece un fenómeno que debería ser estudiado en profundidad. Y de forma seria, no simplemente culpando al machismo. Esto se da en igual medida en los países con mayor índice de igualdad y menor machismo por lo que no es de recibo achacarlo a roles sociales machistas (lo siento último anónimo, la vida no es una novela donde cada cual interpreta un papel durante toda su vida y todo está lleno de alegorías y símbolos) Es tarea de psicólogos, sociólogos y biólogos el explicar el abandono laboral femenino. No me sirve quedarse con la explicación fácil de que es la sociedad la que obliga a las mujeres a abandonar el mundo laboral ya que el abandono se da en igual medida en aquellos países que son puestos como ejemplos de igualdad.

Ya que a partir de los 45 años es cuando más número de promociones y subidas de sueldo se dan, el abandono laboral femenino explicaría parte de la diferencia salarial, aunque no toda. Explicaría la escasa diferencia que se da, por ejemplo, en los países mas igualitarios, los primeros del ranking del FMI, pero no las enormes diferencias que hay en España. Ahora falta explicar el fenómeno del abandono laboral. No basta con, a la ligera y sin pruebas, explicarlo todo como una lucha de sexos. Por más buenas intenciones que se tengan.



Salvador García:

Yo sigo pensando que es muy difícil forzar un cambio cultural. Lo de utilizar género en lugar de sexo... No creo que haya calado mucho en la sociedad. Tanto en el habla cotidiana como en la literatura se sigue usando sexo. Únicamente las noticias que provienen de los Institutos de Género o del Ministerio de igualdad usan la palabra género (o aquellos que, como yo en estos artículos, escriben sobre ellos).

Eso sí, usando métodos más drásticos si que se ha conseguido causar cambios culturales súbitos de manera forzada. Lo hicieron los nazis y lo hizo Stalin pero no creo que el Ministerio de Igualdad llegue a tanto... Además esos cambios culturales artificiales no duran mucho y solo subsisten mientras la gente es obligada (¿Qué sucedió tras la caída del Muro con los comunistas soviéticos? ¿Alguien se acuerda del calendario revolucionario? ¿Cómo pudieron evaporarse en la nada miles de nazis de un día para otro?)


La única forma de caminar hacia una sociedad culturalmente más avanzada es mediante la educación. Así si que se producen cambios reales. Y sí, he dicho avanzada. Muchos me llamaran racista o etnocéntrico pero considero a mi sociedad mucho más avanzada que aquellas donde se lapidan mujeres, se arranca la lengua a los disidentes o se ejecuta a los homosexuales. Por cierto, el Centro de Estudios de la Mujer colabora a menudo con el Ministerio de Cultura Iraní... ¿Somos imbéciles o somos imbéciles? ¿Cómo se puede defender la igualdad y realizar actividades culturales en colaboración con un gobierno como el de Irán?


Pero sí, tienes razón Santiago. El feminismo de postal que reina en España recuerda mucho, por su afán de ser custodios de la moral y las costumbres, con la derecha mas rancia. El mismo perro con distinto collar.

Salvador Garcia dijo...

Gracias Ramón por tu respuesta pero soy Salvador no Santiago (no se porque pero esa confusión es continua).
Creo que en el lenguaje un error miles de veces repetido se acaba transformando en una verdad, la palabra huesped por ejemplo se usa corrientemente en contra de su significado original. Y actualmente todos los periodistas de todos los medios usan género por sexo, si el receptor no es ilustrado el final es evidente:
Partiendo de la base que los adolescentes actuales usan menos de las 1000 palabras necesarias para una buena comunicación en un idioma, aproximadamente la mitad (igual que la gorila que habla el lenguaje de los sordomudos pero que inventa palabras de conceptos que no sabe como se dicen, o algo más de un perro pastor que llega a entender 300) pues la verdad, me produce un profundo desánimo.
Y es cierto que el lenguaje conforma el pensamiento (de ahí que la imposición de una lengua sobre otra no sea algo "neutro"). No conocia la frase de Javier Marías: "La perra y el perro son la y el mejor amiga y amigo de la mujer y del hombre" .
Pero he de decir que en contra de lo que muchos afirmais de imaginar un texto que...
Ese texto existe y parece sacado de la frase de Javier Marias.
Cesar Millán (mejicano residente en USA) en su libro "El encantador de perros" utiliza en un capítulo para referirse a los sujetos del libro "Amo" y "perra" y en el siguiente "Ama"y "perro", alternativamente hasta el final del libro, para no ser sexista (el texto no es sobre sadomasoquismo sino sobre adiestramiento canino, los perros son canes). Y no es algo casual, él lo justifica al principio para no ser sexista. Hay que decir que no es una persona cultivada pero si inteligente y observadora y por lo que parece un superviviente nato.
Y quien quiera leer un libro delicioso en el lenguaje políticamente correcto (y el papanatismo que conlleva, incluido el eufemismo) os recomiendo:
"Politically Correct Bedtime Stories" de James Finn Garner.
En España esta traducido al catalán por Quim Monzó i Maria Roura: "Contes per a nens i nenes políticament correctes" desconozco si lo está en otra lengua de España.

Rincewind dijo...

Gran Artículo. He leido el estudio de los "videojuegos y el sexismo" y me he puesto malísimo de la risa. Hacía mucho tiempo que no me reia tanto. (Bueno. Miento como un bellaco. Ayer me reí casi tanto leyendo sobre los "gift orgonites", pero eso es otra historia).

Sibila dijo...

El libro de Finn Garner que nombra Salvador García está traducido al español también; de hecho, hay como mínimo dos, "Cuentos infantiles políticamente correctos" y "Más cuentos infantiles políticamente correctos".
La edición que yo tengo es de la editorial Circe, con traducción de Gian Castelli Gair.
Son unos libros francamente divertidos, aunque se pierde la gracia de la ultracorrección inglesa ("womoon" por "woman", "humoon" por "human" y cosas similares).

Mi relato preferido es "La persona durmiente de belleza superior a la media". XD

Daniel Jiménez dijo...

En el feminismo de género, como en otras corrientes ideológicas, hay cosas buenas y malas. Lo mejor es quedarse con sus aspectos positivos y dejar de lado lo demás.

El "problema" del feminismo igualitario que le precede, es que ha cumplido en su mayor parte las metas que se propuso: la igualdad jurídica y legal. El feminismo de género lo que intenta es eliminar las presiones sociales e influencias culturales que hacen que esa igualdad legal no se ejerza en su totalidad. Porque reconozcamos que al margen de la legalidad, hay distintas expectativas sociales para hombres y mujeres.

Otra meta importante del feminismo de género es hacer que se aprecien por igual los valores tradicionalmente considerados masculinos y femeninos. Al fin y al cabo lo masculino se ha considerado tradicionalmente como "deseable" y lo femenino al contrario. Hombres que preferirían estar de "amos de casa" (y que pudieran permitírselo económicamente), por ejemplo, son mal vistos por la sociedad por desempeñar dicha labor, y es porque la sociedad no la valora al mismo nivel que el trabajo tradicional masculino.

El feminismo de género tiene mucho que hacer en ambos terrenos. El problema es cómo llegar. Desde luego las desastrosas políticas que se están llevando a cabo en España en este terreno están haciendo un daño irreparable al feminismo de género, y va a ser difícil que alguien se lo tome en serio hasta que abandonen ese rígido marco doctrinal que tienen y se genere un debate interno donde incluyan otras perspectivas, como se hace en otros países donde la universidad tiene verdadera vitalidad intelectual.

JoseAngel dijo...

La alternativa al uso del lenguaje "feministo", o del políticamente correcto de especificar Vascas y Vascos, es seguir utilizando el masculino genérico sin más. Puede que sea la única atractiva para algunos (muchos en este blog, parece). Pero se enfrenta a otra realidad también señalada aquí: que la gente habla como quiere. Así que la diversidad, y la polémica, está servida, para bien y para mal. Que ninguna se me enfade, y aclaro que he utilizado la femenina genérica.

Folken dijo...

No has usado el género femenino, si no la femenina. Cojonuda.

susa dijo...

¿encarnado en el malvado masculino genérico?
Quién dice que sea malvado a parte de ti. Lo que no se nombra no existe chaval. Sal de la caverna, anda.

Ramón dijo...

Perdón por el error Salvador, no se porque me ha salido Santiago.
El fin de semana encontré el libro del que habláis de los cuentos políticamente correctos. Buenísmo, ya tengo encargada la segunda parte. Muchas gracias por la recomendación. (El de Caperucita es de los mejores y el de la malvada científica Ricitos de Oro no tiene precio)

Daniel, yo la buena voluntad no la he puesto en duda.

Susa... Mira, tu argumento me cansa mucho. Te aseguro que yo he defendido, probablemente más que tú, la plena igualdad de derechos en todos los ámbitos para la mujer. Lo último que habría que tener en cuenta para juzgar a una persona es lo que tiene entre las piernas. Para mi un ser humano es un ser humano, y todos deben gozar de las mismas libertades, sean del color que sean, tengan pene o vagina. Así que no me vengas con la acusación de machismo simplemente por que no comparto las estúpidas ideas del feminismo reinante en España. No estar de acuerdo con el Instituto de Igualdad o el CEM no implica no ser feminista. A otro perro con ese hueso.

pablo gonzalez dijo...

Quien no entiende que el lenguaje sí conforma el pensamiento quizás debiera de correr como una niña o debiera de tener el candor de una doncella o amar como una madre.

He leído los tres artículos, que me parecen muy bien escritos y razonados. Pero no he conseguido quitarme la idea de la cabeza de que el hecho de algo esté sobrevalorado signifique que no deba ser valorado.

Desde que mi hija nació le cuento los cuentos poniendo a los protagonistas como femeninos, lo que parece molestar a los puristas bienpensantes. Dejé de hacerlo cuando ella empezó a darse cuenta de que a las mujeres se les señala con distintivos específicos, mientras que a los hombres no (la perra tiene pestañas largas y falda, mientras que el perro del cuento no lleva nada más que lo identifique con el concepto "perro"). Perro masculino abarca todos los perros del mundo, mientras que la perra femenina sólo incluye a las de su sexo.

Respecto a las referencias salariales y la situación laboral de las mujeres sólo puedo decir que no sé muy bien en qué mundo vivo yo, en el que los bancos me ponen automaticamente como titular de la cartilla de ahorro y a mi mujer de co-titular, excepto cuando le abrimos la cartilla a la niña, en la que apareció ella como 1º representante.

Respecto al lenguaje politicamente correcto, sólo puedo mencionar mi experiencia personal: si alguien considera que mi hijo con síndrome de down es menos que cualquier otro niño en cualquier ámbito (intelectual, físico, emocional o social) es señal o de un profundo desconocimiento o de un intenso odio hacia lo inhabitual.

Pd. enhorabuena por el blog.

Ramón dijo...

Pablo, el lenguaje no influye en la persona sino al contrario. Hablas de tu hijo con síndrome de Down. Supongo que conocerás que la expresión "down" es utilizada por algunas personas de modo despectivo del mismo modo que se usa "subnormal" ¿Demoniza eso la palabra? ¿Hace que cuando tú la usas sea despectiva? Por supuesto que no.

Lo que importa es el significado que se le quiere otorgar. No el historial de una palabra o si fue machista en otro tiempo o si se usa como insulto. En ese sentido la estrategia usada por los homosexuales ha sido ejemplar. La palabra “marica” hace no muchos años tenía únicamente connotaciones negativas. ¿Que hicieron los gays? Puesto que, aunque el CEM aun no se haya enterado, eliminar una expresión es prácticamente imposible, los gays hicieron suyo el término con lo que poco a poco, a medida que era usado por los propios homosexuales, fue perdiendo su carácter insultante. Las palabras no son buenas o malas y no van más allá del significado que tengan en determinado tiempo y lugar.

Puesto que cometes el sacrilegio de llamar mujer a tu esposa (según el CEM usar mujer para referirse al cónyuge es discriminatorio) he de suponer que no eres muy remilgado en el lenguaje. Doy por supuesto también, corrígeme si me equivoco, que más de una vez habrás usado el termino “nosotros” para referirte a ti y tu familia. ¿Crees que tú o el que te este oyendo va a ignorar a los miembros femeninos de la familia solo por que hayas usado el masculino genérico? Me parece absurdo.

Y respecto a las frases hechas femeninas... Pues vale, has hecho una selección para probar lo que dices pero yo podría hacer otra bien distinta. Como por ejemplo decir que tienes los “huevos cuadrados” por poner esos ejemplos. O que los hombres “piensan con la polla”. O que alguien ha hecho algo “por sus cojones”. O que alguien es, “además de cornudo, apaleado” (¡Imagínate usar esta frase en femenino!!)

La discriminación es cosa de actos y las palabras no significan más que aquello que queremos que signifiquen.

Un saludo

pablo gonzalez dijo...

Ramón, muchas gracias por responder, sobre todo teniendo en cuenta que es un tema ya pasado. Sólo una cosa me preocupa: ¿realmente crees que el lenguaje no influye en la gente? Que la relación con el lenguaje es unidireccional, manejada unicamente por personas inteligentes que conocen o "son conscientes" del significado que le quieren dar a las palabras que usan me parece una utopía muy débil con la que sustentar tu discurso, por otra parte, bien sostenido.

Un saludo.

Ramón dijo...

Sí, básicamente creo que la relación lenguaje/sociedad es unidireccional. Pero esto no tiene que significar por fuerza que la gente sea culta o conozca perfectamente el significado de cada palabra que usa, al contrario.

Lo que quiero decir es que los cambios sociales acaban reflejándose, tarde o temprano en el lenguaje, mas no al contrario. Una sociedad con un alto nivel de educación tendrá un lenguaje rico. Una sociedad mayoritariamente racista tendrá multitud de palabras racistas o cargará de significado racista cualquier expresión, etc... Pero para que una situación así sea enmendada lo que debe cambiar es la sociedad y ese cambio acabará, por fuerza, reflejándose en su lengua, ya sea abandonando el uso de palabras racistas o cambiando el significado de las que se sigan usando. Obligar a esa supuesta sociedad a cambiar su forma de hablar con el objetivo de cambiar sus costumbres racistas no funcionaría.

Mi discurso puede parecer una utopía pero te aseguro que antes de publicar cualquier artículo le “busco las cosquillas”. Intento refutar yo mismo mis propios argumentos para ver si se sostienen (sí, lo sé, suena un tanto esquizofrénico) En el caso de este artículo busqué a conciencia un solo caso en el que forzando el cambio en el lenguaje se consiguiera un cambio en la sociedad... No lo encontré. Por ningún lado.

De todos modos, si alguien conoce un caso semenjante que no dude en ponerlo aquí. No tendré reparos en rectificar y añadir una nota al artículo dejando claro que, en ocasiones, si que se puede cambiar una sociedad forzando un cambio en el lenguaje.

pablo gonzalez dijo...

Siento mucho volver a responder, pero este tipo de cosas tientan mi triste voluntad.

¿No crees que es un poco cínico buscar un ejemplo que ya has refutado? Evidentemente no existe ni un solo caso de una sociedad que cambie al cambiar unicamente su lenguaje, pero sí de sociedades que cambian ayudadas por el cambio en el lenguaje. El colonialismo cultural es un ejemplo evidente: siempre que se ejerce, aparece la diglosia.

Los cambios en la sociedad pueden explicarse desde muchos ámbitos, pero el reducir éstos unicamente a los cuantificables sería una suerte de marxismo (con el que, por otra parte, me identifico totalmente) al estilo de Marvin Harris, que ya reconoce que su único mérito es el método de estudio.

No creo que pretendas cargarte la psicolinguística o la neurolingüística de un plumazo. Coincido totalmente en que hay ámbitos de estudio, como el feminismo de género, que están sobrevalorados, pero llevárselo por delante puede ser arriesgado.

Un saludo.

Ramón dijo...

Yo tampoco puedo evitar contestar... Prometo que este es mi último mensaje en este tema o esto va a parecer un chat.

Primero, no, no me parece cínico buscar los puntos débiles de tus ideas y ponerlas a prueba. Al contrario, ojalá todo el mundo lo hiciera.

Segundo, el ejemplo que has dado me parece perfecto. ¿Qué sucede primero: la colonización o la diglosia? Pues lo dicho: el cambio social precede al lingüístico y no al contrario. Sigo esperando un ejemplo de la cituación contraria.

Y, por último, llevarse por delante al feminismo de género no solo no me parece arriesgado sino necesario. Los fraudes hay que denunciarlos, por más buena voluntad que tengan los estafadores. Hoy mismo he leído un informe de la directora del CEM de la Universidad de la Laguna. Esta señora de preclara mente ha publicado un trabajo denunciando como el machismo condiciona las teorías científicas. Llega a decir que la teoría de la evolución es sexista y se queda tan ancha. Con un par. Sinceramente, que la igualdad sexual en este pais este en manos de semejantes impresentables y basada en teorías de ese calibre me asusta bastante. Además de darme mucha, mucha vergüenza ajena. El feminismo de género es un fraude como una catedral y las mujeres deberían denunciar que los defensores de semejantes estupideces se autoproclamen los salvadores de la mujer. Cuando no han hecho nada, absolutamente nada, por los derechos de la mujer. Tan solo han escrito un increible volumen de sandeces (por las que cobran una pasta en subvenciones) sin sentido ninguno.

Oidun dijo...

En mi ciudad pretenden llevar a cabo una acción anti-machista.

Van a sustituir las señales de peligro zona escolar (la de los niños cruzando triangular). En su lugar colocarán una similar en la que uno de los monigotes (completamente asexuados hasta ahora) llevará falda y coleta.

¿Quien es el machista? ¿El que pone monigotes neutros? ¿O el que asume que llevar coleta y falda es un atributo femenino?

¿No hay mujeres con otros peinados y pantalones?

Oidun dijo...

El asunto es como bien dices chupar del bote sin hacer nada...

Si la situación fuese al revés, si el neutro fuese en su mayoría femenino, se quejarían de lo discriminada que está la mujer al no poseer un término propio...

La cosa es quejarse, cobrar y seguir sin hacer nada.

Anónimo dijo...

Muy buenos artículos, si señor. Y muy conveniente su difusión.

Cada vez se escucha más la palabra feminazismo, y creo que con razón.

Sin embargo yo veo todo esto más como una religión, o una secta. Un iluminado que un día le da por desvariar y otros que necesitan creerse especiales lo siguen pisando la razón y el sentido común. ¡Con lo que nos ha costado deshacernos de una y ahora nos quieren meter en otra!

Con lo del lenguaje no puedo estar más de acuerdo. Dado que el uso "políticamente correcto" parece tener la misma utilidad para la verdadera igualdad que llevar una coliflor en la cabeza, seguiré hablando como siempre y tratando a las mujeres como siempre: como personas.

PD. he pasado por muchos trabajos y en ninguno vi ningún caso de diferencia salarial, a igual trabajo e igual jornada: todos cobrábamos igual de mal. :)

Anónimo dijo...

Enhorabuena por esta "trilogía".

Quisiera añadir otro escrito esperpéntico, como no redactado con nuestros impuestos, a los ya comentados.

http://pagina.jccm.es/ear/descarga/la_igualdad_de_mujeres_y_hombres_subgrupos_A1_y_A2.pdf

Hay que parar esta locura, por favor.

Athgaila dijo...

Enhorabuena (tardía, he empezado a leer tu blog hace muy poco) por el artículo.
Soy Periodista y experta en género y comunicación, por eso he leído atentamente esta entrada. Comparto contigo la opinión de que el masculino universal no hace daño a nadie, pero qué me dices de esta situación: Nos encontramos en una sala nueve mujeres y un solo hombre; ¿qué es más correcto? ¿Hablar de todos o de todas? En mi opinión deberíamos usar el género predominante al hablar, no recurrir automáticamente al masculino porque siempre se ha hecho así (es una excusa que nunca me ha valido, las cosas que se hacen mal están para cambiarlas, no para continuarlas).
Con esta excepción, coincido contigo en que hay muchas cuestiones más importantes, más reales, como la igualdad salarial, la dignidad en el trabajo e incluso la violencia de género que se desprende de la pervivencia de una mentalidad aún machista en la sociedad.
Un saludo

monsolo62 dijo...

si quiern hablar de sexismo les propongo un buen tema,el sindrome de alienacion parental que las pseudofeministas paniaguadas niegan,no es ningun sindrome eso es cierto,es la malvada manipulacion de los niños por sus madres para apartarlos de sus padres con fines muchas veces de lucro personal,tambien simplemente para hacer daño,mas sexismo una justicia que amparada por leyes absurdas desposee sistematicamente a los padres de sus bienes dejando en la indigencia amiles de hombres al año y obligandoles a pagar hipotecas para beneficio de sus ex mujeres,mas otra ley que convierte a los hombres en culpables de facto sin poresuncion de inocencia alguna,que convierte a los hombres en ciudadanos de segunda ante la violencia ejercida por las mujeres que tambien existe pese a la sistematica ocultacion de datos y la conversion automatica de hombres agredidos en agresores y promueve el traspapelamiento en procedimiento organizado,que permite la discriminacion aberrante de a igual agresion calificar una de delito y la otra de falta,otra la ausencia de divulgacion y castigo de decenas de miles de denuncias falsas estos años.que si que son miles y miles a lo largo de los años.la justicia no debe hacer distingos entre sexos y castigar el crimen con rigor y equidad,pues a policias jueces, abogados ,fa mosos,banqueros , spoliticos,grandes empresas y empresarios añade las mujeres en su clarisima costumbre de no aplicar la ley con igualdad de criterios entre los ciudadanos.conozco docenas de casos sin salir de gijon.

monsolo62 dijo...

si quiern hablar de sexismo les propongo un buen tema,el sindrome de alienacion parental que las pseudofeministas paniaguadas niegan,no es ningun sindrome eso es cierto,es la malvada manipulacion de los niños por sus madres para apartarlos de sus padres con fines muchas veces de lucro personal,tambien simplemente para hacer daño,mas sexismo una justicia que amparada por leyes absurdas desposee sistematicamente a los padres de sus bienes dejando en la indigencia amiles de hombres al año y obligandoles a pagar hipotecas para beneficio de sus ex mujeres,mas otra ley que convierte a los hombres en culpables de facto sin poresuncion de inocencia alguna,que convierte a los hombres en ciudadanos de segunda ante la violencia ejercida por las mujeres que tambien existe pese a la sistematica ocultacion de datos y la conversion automatica de hombres agredidos en agresores y promueve el traspapelamiento en procedimiento organizado,que permite la discriminacion aberrante de a igual agresion calificar una de delito y la otra de falta,otra la ausencia de divulgacion y castigo de decenas de miles de denuncias falsas estos años.que si que son miles y miles a lo largo de los años.la justicia no debe hacer distingos entre sexos y castigar el crimen con rigor y equidad,pues a policias jueces, abogados ,fa mosos,banqueros , spoliticos,grandes empresas y empresarios añade las mujeres en su clarisima costumbre de no aplicar la ley con igualdad de criterios entre los ciudadanos.conozco docenas de casos sin salir de gijon.